El sábado fuimos a la manifestación de Volem acollir en Barcelona. Estoy pensando en escribir una pequeña entrada sobre ello. Como sea, aprovechamos para madrugar y hacer un poco de turismo por la ciudad condal. Queríamos ver el barrio de Gràcia.

Empezamos la mañana en pleno centro de Barcelona, en el Passeig de Gràcia. Nos dirigiremos hacia el barrio de Gràcia, que a pesar de estar muy cerca es un distrito completamente distinto al ambiente que se respira en esta calle, y es que es como un pueblecito dentro de la ciudad. De camino nos encontraremos La Pedrera, edificio modernista de Gaudí y que bien merece una visita.

La Pedrera

Si continuamos por el Passeig no tardaremos en adentrarnos en pleno Barrio de Gràcia.

Ahora la cuestión es deambular y dejarse sorprender por todo lo que esconde este lugar y sus laberintos. Damos con el Mercat de la Llibertat, cuya ubicación es la que anteriormente utilizaban los vendedores ambulantes para comerciar.

Mercat de la Llibertat

El barrio de Gràcia está plagado de secretos y arte público. Encontramos la plaza de Anna Frank y su estatua de pura casualidad.

Anna Frank

Anna Frank

En la Plaça del Diamant, nombrada así por el libro homónimo de la autora Mercè Rodoreda, tenemos la estatua de La Colometa, protagonista de dicha obra.

La Colometa

Además, es imprescindible perderse por sus calles y curiosear por las tiendas de esta zona. No podrás evitar mirar los escaparates y las fachadas de los establecimientos, cada uno más peculiar que el anterior.

Y sus múltiples plazas y calles, donde tanto los lugareños como los colectivos más tradicionales y los más alternativos se mezclan. Hay que vivir Gràcia.

Nos alejamos un poco del barrio e hicimos una parada técnica en el Veggie Garden para comer. Tienen un menú diario por 8,95 con primero, segundo, bebida y postre. ¡Y todo vegano! Siempre es difícil encontrar opciones vegetarianas/veganas tan baratas (y ricas), así que ahí va una recomendación.

Veggie Garden

Después finalizamos el paseo por la Rambla Catalunya, que siempre queda a la sombra de Paseo de Gràcia y Las Ramblas, pero lo cierto es que tiene mucho encanto por sí sola.

La Jirafa Coqueta

Casa Serra de Puig i Cadafalch, actual sede de la Diputació de Barcelona

¡Eso es todo por hoy! ¡Saludos!

Cuando ya ni los nombres quedan de los verdugos. Ella sigue viviendo. Pero que nunca vuelva aquella larga sombra y el torrente de sangre y llanto y barro y luto que ahogó tanta belleza cuyo símbolo era una muchacha en flor.
Sara Pons Arnal. Gener 2001
.