Estos cupcakes, muffins o magdalenas, como los queráis llamar, se pueden comer solos o usar como base y añadir otros ingredientes por encima, como una buttercream (que yo todavía no sé hacer) o una mermelada. La gracia es que no llevan huevo ni leche de vaca, así que lo pueden tomar tanto los alérgicos como la gente que no desea consumir productos de origen animal. Están muy ricos, son muy fáciles de preparar y tienen un montón de variaciones.

BASE PARA CUPCAKES SIN HUEVO

Ingredientes

  • 1 vaso de leche de soja, pero cualquier tipo de leche sirve.
  • 1 vaso y medio de harina.
  • Medio vaso de aceite.
  • 1 vaso de azúcar.
  • Una cucharadita de levadura.
  • Opcional: canela, cacao, extracto de vainilla… al gusto. Aunque en la foto salga la vainilla, lo cierto es que al final puse canela.
  • Moldes de cupcakes, claro.
RECETA DE CUPCAKES SIN HUEVO
  1. Precalentamos el horno a 180º.
  2. Mezclamos en un recipiente los ingredientes secos, es decir, la harina, el azúcar, la levadura y cualquier otro que queramos añadir, como canela o cacao.
  3. En otro recipiente mezclamos el resto de ingredientes líquidos. Luego, combinamos ambos y mezclamos hasta que quede una consistencia homogénea y espesa.
  4. Repartimos la mezcla en los moldes de los cupcakes. Hay que llenar solo 2/3 del molde, si nos pasamos luego se saldrán al subir en el horno.
  5. Horneamos unos 20 minutos.
  6. ¡Y voilà!

    Estos cupcakes no durarán ni dos días

    Cupcake sin huevo. ¡Delicioso!