Cluj-Napoca es capital histórica de Transilvania, y la segunda ciudad más grande de la desconocida Rumanía. Además, hay una potente comunidad húngara que se entrelaza con la rumana. Es extraño cómo sabemos tan poco de este país, y cuánto tiene que ofrecer.

Fuimos a Cluj-Napoca en tren desde Sibiu. El tema de los trenes en Rumanía da para un post entero aparte que espero que no tardéis mucho en poder leer. La cuestión es que hay que tomárselos con filosofía y mucha paciencia, porque no son ninguna maravilla, pero la vida entre andenes es interesante y revela información entre líneas de la gente que sube y baja en cada una de las estaciones.

QUÉ VER EN CLUJ-NAPOCA

Central Park 

Parque grande, bonito y céntrico donde se reúnen los locales a pasear. Un remanso de paz que nos ofrece la naturaleza en pleno centro de la ciudad. Además, hay un lago donde se pueden alquilar botes en forma de cisne, coche, cocodrilo… También hay un casino. Es un lugar muy bonito donde pasar un buen rato descubriendo sus secretos.

Justo cuando fuimos, además, estaban preparando el festival UNTOLD.

Cluj-Napoca

Verde que te quiero verde

Cluj-Napoca

Cisnes rosas

Universidad Babeş-Bolyai

Es la universidad más importante de Rumanía y hay más de 21 facultades repartidas por la zona, en la que se hace muy agradable pasear.

Cluj

Facultad de espeleología

Jardín Botánico

Muy cerca de la universidad está el Jardín Botánico. La entrada cuesta 5 lei por persona para estudiantes (si tenéis un carnet de la universidad, aunque en la práctica ya no vayáis a la universidad, cuela… comprobado), y a mí juicio vale la pena. Tiene 14 hectáreas de extensión, así que estaréis entretenidos un buen rato. Eso sí, hacer fotos con la cámara tiene un suplemento bastante alto, así que a no ser que os apasione el tema de las flores y demás, yo me contentaría con hacer fotografías con el móvil.

El jardín está dividido en varias zonas: jardín japonés, Oriente Medio… Hay algunos animales sueltos (tortugas, patos), un museo, un herbario y varios invernaderos.

Pensábamos que no nos iba a gustar mucho porque no somos unos apasionados de las flores pero al final nos acabó encantando. Uno de los mejores sitios de Cluj.

Cluj

Entrada al Jardín Botánico

Centro histórico

En el centro del casco histórico, en la Plaza Unirii, se encuentra la Iglesia de San Miguel, presidida por la estatua ecuestre de Matei Corvin, que fue rey de Hungría en el siglo XV. La iglesia es la segunda más grande de estilo gótico en Rumanía, por detrás de la Iglesia Negra en Brasov.

Cluj

Iglesia de San Miguel y estatua de Matei Corvin

Lo curioso del casco antiguo de Cluj-Napoca es la diversidad de monumentos y estilos de los que hace alarde. Si bien eché de menos unas cuantas callecitas más en las que perderse (el típico entramado de bares, casas y reminiscencias del pasado), no se puede negar que sorprende encontrar esta iglesia y a unos cuantos metros una gran catedral ortodoxa, por poner un ejemplo. A cada paso habrá edificios que te llamen la atención. Todo Cluj es una golosina para los amantes de la arquitectura. Sin embargo, no puedo decir que el centro tenga un algo especial que me haya enamorado como en otros lugares. De Cluj he preferido, por mucho, sitios más alejados como el siguiente.

Parque Cetatuie

Este parque es en realidad una colina muy cerca del centro. La altitud es de 405 metros, así que da para unas buenas vistas de la ciudad. 😉

Siempre nos han gustado estos rincones que suelen estar vacíos, en plena naturaleza, al margen del bullicio de la ciudad, y suponen una excursión fácil y distinta.

Cluj

Explorando el Cetatuie

Cluj

Vistas desde la cima

Cementerio Hazsongard

Es un poco complicado encontrar la entrada, pero nada que no solucione Google Maps. ¡Cómo estamos agradeciendo el roaming gratuito en Europa!

El cementerio es uno de los más grandes que he visto nunca: más de 14 hectáreas llenas de tumbas e incluso monumentos. Relaja mucho pasear por aquí.

Cluj-Arena

Para los fanáticos del futbol, el Cluj-Arena es un estadio muy chulo. A mí, ni fu ni fa, pero a Ricard le ha gustado bastante.

Cluj

Cluj Arena

Salir de noche en Cluj

Como buena ciudad universitaria, Cluj está lleno de bares y una vida nocturna muy animada. Y beber es barato, ¡no se puede pedir más!

DÓNDE COMER

El primer día estábamos famélicos y nos metimos casi en el primer lugar que vimos en el casco histórico, un pequeño local de hamburguesas llamado Burger House. Para mi alegría, ¡había una opción vegana! Con una hamburguesa de champiñones, aunque más bien eran champiñones y ya está… en fin, estuvo bien. Rápido y barato.

Cluj

Cenamos en la zona húngara en un restaurante llamado Kaja Tanya que fue maravilloso. Pedimos crepes de verduras, ensalada y cervezas. Allí probamos un chupito (un shot) muy popular llamado “Unicum” que también lo utilizan como medicina para los resfriados.

Pero creo que el gran descubrimiento fue el día siguiente al encontrar el lugar más rico y barato donde tomar sopas. La cadena SoupeR, se llama. Creedme, si vais, no lo olvidaréis. Está en pleno  centro. Cremas y sopas caseras día tras día: de legumbres, de tomate, ensaladas de salmón…

También tomamos un menú XXL para compartir en un chino, y comimos como cerdos en el hostal. Como veis en Cluj no pasamos hambre.

DÓNDE DORMIR

Nos alojamos en el Brutarilor Guest House y estuvimos como en casa. Está un poco alejado del centro pero la zona es muy tranquila y el precio fue de 20 euros la noche (¡habitación doble con baño privado!).

EXCURSIÓN A SALINA TURDA

Las minas de sal de Turda son impresionantes y un imprescindible en Rumanía, así que si tienes la oportunidad no deberías dejar pasarla. Aquí podéis leer sobre nuestra excursión, si queréis. Todavía más impresionante es conseguir llegar hasta allí en transporte público, o al menos así nos pareció. Menos mal que os puedo dejar alguna pista (JAJA). Hay que tomar un autobús desde la calle que hay detrás de la plaza Mihai Viteazu, en el centro. Nosotros tomamos uno de la compañía FANY, pero hay varios. En los autobuses hay un cartel donde pone las destinaciones, así que en realidad no es muy complicado, una vez se está en el lugar. Se tarda cerca de 1 hora y cuesta 7 lei por cabeza.

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: