Edimburgo: primer día, mercados navideños y Street of Light

EDIMBURGO. PRIMER DÍA y MERCADOS NAVIDEÑOS

Volamos desde Barcelona hasta el aeropuerto de Edimburgo con RyanAir. Llegamos allí sobre las 2 del mediodía, y desde el aeropuerto cogimos un autobús hasta el centro de la ciudad. En un primer momento ya nos llamó la atención las casitas de las afueras con esos vecindarios tan de cuento o película, y esa sensación no haría más que aumentar en cuanto pisásemos la Old Town. También destaco el paréntesis de comprar el billete de autobús: escuchamos el acento escocés por primera vez y tardaríamos en acostumbrar el oído. Pero para el final del viaje ya sabríamos alguna que otra palabra escocesa para defendernos. Aye! 

Edimburgo

En primer lugar nos dirigimos a nuestro primer hotel, The Inn Place. Tengo que deciros algo sobre esto: debido a las fechas, a medida que nos acercábamos al Hogmanay, los precios se volvían mucho más caros. Así que si bien empezamos alojados en el centro, nos fuimos alejando (JAJA). Os iré diciendo qué tal fueron. Este nos sorprendió mucho: estaba situado en Cockburn Street, que es una calle muy famosa de Edimburgo, fue muy barato para la ciudad y época (40 y largos euros) y la habitación era muy grande, cómoda y calentita. Esto se veía desde nuestra habitación:

The Inn Place

Edimburgo
Cockburn Street

Comimos algo rápido en el hotel (somos de los que llevamos bocadillo en los aviones, qué pasa) y salimos a explorar. Apenas nos habíamos dado cuenta y ya había anochecido, y eran apenas las 4 de la tarde. En Escocia eso no importa: sigue habiendo gente y cosas qué hacer a pesar de la oscuridad, el frío, la lluvia… Vimos las primeras cosas cerca de nuestro hotel. A destacar los numerosos closes desperdigados por todas partes. En otro post quiero hablar sobre ellos, pero a grandes rasgos un close es un callejón estrecho como sería el de otra ciudad, solo que tienen peculiaridades que explicaré más adelante. Perderse por estas calles es absolutamente imprescindible.

Edimburgo
El primer close que vimos

Edimburgo
Edimburgo
Edimburgo

Edimburgo

Después de dar unas cuantas vueltas dirigimos nuestros pasos a los mercadillos navideños. Habíamos leído que la decoración y ambientación hacían de la ciudad un escenario espectacular, y pese a que no soy muy fan de la Navidad, no puedo más que estar de acuerdo. Tengo que decir que algunas de las fotos han quedado un poco extrañas, como medio de película de terror, aunque a mí me gustan.

Edimburgo

Edimburgo

Edimburgo
¿No es precioso?

Edimburgo

Edimburgo

Edimburgo

Edimburgo

Edimburgo

Edimburgo

Edimburgo

En medio de todo esto encontramos la Galería Nacional de Escocia. Aprovechamos para visitarla y resguardarnos del frío. La Galería es un edificio neoclásico muy chulo, y tiene una gran colección para ver. Además, la entrada es gratuita.

Edimburgo

Edimburgo
Scottish National Gallery

Pasamos el resto de la tarde por aquí y finalmente nos encaminamos hacia la fascinante Street of Light, que como su nombre indica, es una calle donde, mediante más de 60.000 bombillas de luz, hacen un espectáculo junto a una orquesta sincronizada. Estas navidades la calle en cuestión era George Street, también muy céntrica. Fue mágico.

Street of Light
Street of Light

Street of Light

Y así terminaba nuestro primer día en Edimburgo, Escocia: expectantes por ver más y ya enamorados del característico duende que tiene esta ciudad. ¿Y vosotros, habéis estado?

Deja un comentario