Eyüp, lugar de peregrinación del Islam

Eyüp es el barrio más conservador de Estambul. Si bien en Estambul nadie se sorprende demasiado al ver turistas y sus respectivas excentricidades, en Eyüp la cosa es distinta. Te mirarán, sí; pero tranquilo/a: nadie va a decirte nada. No temas las diferencias, solo son eso: diferencias. Aquí no verás ni un pelo fuera del pañuelo, pero sí muchos peregrinos como puedas serlo tú. Situado a orillas del Cuerno de Oro, Eyüp es un distrito muy importante para la población musulmana de Turquía.

Eyüp es otra de las excursiones que más recomendaría si se dispone de unos cuantos días en Estambul o de una mañana libre. Se llega rápido y parece que estás en un lugar completamente diferente. Este barrio es muy auténtico y se nota.

El puerto de Eyüp

Aparte del claro contraste con el resto de la ciudad, Eyüp es lugar de peregrinación del Islam, y no uno cualquiera, sino el más relevante después de, claro está, la Meca y Jerusalén.

Nosotros fuimos en ferry porque nos había encantado el método, pero también se puede llegar en autobús. Ambos son transportes muy baratos. Tanto una cosa como otra os dejará en el puerto. Tras caminar un rato se llega al teleférico, donde en un par de minutos te subirá hasta lo alto de la colina, y es que la Mezquita de Eyüp Sultan está fuera de las Murallas de Constantinopla, ofreciendo unas vistas y un paseo muy hermosos.

En lo alto de la colina

Dentro de la Mezquita están algunas de las pertenencias personales de Mahoma. Si bien no me pareció tan impresionante como la Mezquita Azul o Santa Sofía, lo cierto es que la puesta en escena del lugar es tan espectacular que emborrona un poco la mezquita en sí. El ambiente es muy distinto a la Estambul moderna: es muy interesante ver este contraste y admirar la devoción de los peregrinos que vienen hasta aquí.

Estambul
La calma del interior

Además de la Mezquita se encuentra el cementerio musulmán, con las tumbas repartidas desde lo alto de la colina hasta abajo del todo. Es una imagen bastante curiosa, y muy bonito, pues el cementerio está claramente cuidado. El paseo rodea dichas tumbas y está rodeado de vegetación y tiene el Bósforo de fondo. Por si fuera poco, a tu paso encontrarás un montón de gatitos, la mayoría muy amigables.

Más amiguitos peludos

Finalmente, hay que destacar el famoso Pierre Loti Cafe, al que nosotros no fuimos porque los precios nos parecieron demasiado altos. Eso sí, disfrutamos las vistas igual sentados en un escalón con un bocata. 🙂 Pero el emplazamiento es absolutamente ideal y estoy segura de que tomarse un té aquí, al final, no tiene precio.

De vuelta decidimos ir a la aventura y tomar un autobús. Para llegar hasta la plaza de Eminönü hay que tomar el 99A, muy cerca de la parada del barco, y no es tan difícil de encontrar como parece, no tendrás problemas en encontrarlo si preguntas a los locales. Como bonus extra, ¡atentos a la conducción turca! Es una atracción turística en toda regla. 😉

Deja un comentario