Glasgow, no eres tan fea

Glasgow

Me dijeron que Glasgow era una ciudad fea. No te lo creas, es mentira. Glasgow tiene un pasado industrial. Suena aburrido, ¿verdad? Fábricas, edificios grandes y grises… Y si bien tiene eso, también hay mucho más. Cierto que no es Edimburgo, que es la niña guapa de Escocia, la de los ojos claros y pelo rubio, sí, pero vamos… que Glasgow no es tan fea. Ni siquiera es fea a medias.

CÓMO LLEGAR

Para llegar a Glasgow desde Edimburgo hay que tomar un tren en Waverley Station. Está a una hora de distancia y hay mucha combinación de horarios. Si eres de España, no te preocupes, los trenes de Escocia no son la RENFE. Son cómodos, limpios, puntuales y con buen wifi gratuito. Se te pasará el trayecto volando.

Glasgow

Glasgow

VISITAR GLASGOW EN NAVIDAD / CUANDO TODO ESTÁ CERRADO

Y cuando digo todo, es casi todo… Lo sabíamos de antemano, porque habíamos mirado los horarios de los museos, pero no esperábamos que otro tipo de puntos turísticos estuvieran cerrados. Aunque es entendible, porque fuimos en pleno 24 de diciembre. Al principio puede resultar en una sensación de vaya chasco, pero como siempre, al final no pasa nada. Se puede disfrutar igualmente. ¡Y la decoración de la ciudad es preciosa, en especial a partir de la tarde, cuando encienden las luces!

Total, que hay que tenerlo en cuenta si se visita en este tipo de fechas… Ya sean Navidad u otras festividades.

Glasgow
Hasta la estación tenía su propio árbol

CENTRO HISTÓRICO

Como siempre que visito un centro histórico, aplico mi mejor consejo: perderse. La mayor sorpresa viene cuando descubres rincones insólitos, sorpresas inesperadas, belleza en un callejón vacío.

En cuanto a los lugares “importantes”: la gran plaza de George Square, con un edificio muy imponente al final de la misma que no es ni más ni menos que el Ayuntamiento; Merchant City, que forma un pequeño barrio rico y peculiar; la galería de arte; la fábrica de tabaco; las calles de las tiendas… Y mucho más. Este es mi pequeño recopilatorio particular.

Glasgow

Glasgow

Glasgow

Glasgow
Me enamoró este cartel
Glasgow
Christmas
Glasgow
En la plaza de George Square. Detrás, el City Chambers

Glasgow

Glasgow
El hermano pequeño de Gringotts, el Savings Bank

Glasgow

Glasgow

Glasgow

Glasgow

Glasgow
Glasgow

Glasgow

Glasgow

Glasgow

Glasgow es grande y algunas cosas están muy lejos para ir andando. Se necesita tomar el metro. Desde el centro sí puedes continuar hasta la Catedral, por ejemplo, pero no hasta el museo de Kelvingrove (bueno… por poder, se puede). Hay un pase de viajes ilimitados al día por 4 libras, por si quieres verlo todo.

CATEDRAL de ST. MUNGO y NECRÓPOLIS

Fuimos dando un paseo y ayudados por Google Maps hasta la catedral. La Catedral de Glasgow es de estilo gótico y fue construida en 1136, aunque el fuego la derribó en varias ocasiones. La verdad es que al estar en medio de la ciudad y envuelta en edificios modernos, queda muy pintoresca, muy distintiva. Me pareció muy bonita.

Al lado se sitúa la Necrópolis, victoriana, ubicada en una pequeña colina. El día que fuimos había algún que otro turista perdido y unos cuantos locales sacando a los perros, y es que este cementerio tiene una buena cuesta y prado para hacer ejercicio.

Glasgow
Catedral de San Mungo

Glasgow

Glasgow

Glasgow

Glasgow

Glasgow

Hambrientos, para comer buscamos lo que teníamos más cerca, y descubrimos que al lado de la Necrópolis había un edificio con un cartel fuera anunciando un menú. Entramos y resultó ser un bar que, además, tenía un hotelito en el piso de arriba. Una mujer muy sorprendida de que entráramos a la 1 (pero bueno, ¿no comen antes?), nos sirvió una jarra de agua, sopa y un sandwich muy rico por 5 libras. Justo lo necesario para continuar con el día.

Glasgow

Después volvimos sobre nuestros pasos por otra calle y cogimos el metro hacia la Universidad.

HOGWARTS (MUGGLES: UNIVERSIDAD DE GLASGOW)

En Glasgow, visité Hogwarts. Reclamé la carta que nunca me llegó, sin aparente solución por el momento. Tendré que seguir esperando.

Ahora bien, aparte de eso… Si bien la Universidad de Glasgow no formó parte del rodaje de Harry Potter, hay una semejanza muy llamativa entre ambas escuelas, y corre el rumor de que en un principio, la saga iba a rodarse dentro de estas paredes, y la Universidad de Glasgow lo rechazó. Qué locura, ¿verdad? ¿Se arrepentirán ahora? En fin. Lo que sí es completamente cierto es que Rowling utilizó gran parte de la cultura escocesa para formar su historia, por lo que no es extraño encontrar magia y similitud en estas paredes. Si quieres ver en qué edificios y lugares de Escocia se rodaron parte de las películas, te recomiendo este artículo de Visit Britain.

Dentro de la Universidad hay un par de museos que puedes visitar, pero nosotros los encontramos cerrados. Igualmente, solo por ver la universidad merece la pena. Su arquitectura es espectacular.

Glasgow

Glasgow

Glasgow

Glasgow

Glasgow

Glasgow

Glasgow

Glasgow

Glasgow

Glasgow

Glasgow

ÚLTIMA HORA DE LA TARDE: RÍOS Y MUSEOS

Desde Hogwarts, fuimos muy envalentonados hasta el río Kelvin, del que no sé por qué no tengo ninguna foto (pero creo que R tiene), donde hacía un frío INCREÍBLE, y seguramente por eso no saqué ni la cámara. Estuvimos un ratito y dirigimos nuestros pasos al Museo de Kelvingrove, que estaba… sí, ¡cerrado! Como he comentado al principio, eran fiestas navideñas, y por ende los horarios eran un poco distintos. Encontramos muchas cosas cerradas, entre ellas el dichoso museo, que tenía muchas ganas de ver, por lo que nos tocará volver. Lo que no estaba cerrado eran las tiendas, que ya daban los primeros coletazos de las rebajas, así que durante las últimas horas de la tarde y con un tiempo apocalíptico de repente, volvimos al centro en metro a curiosear los comercios y a calentar nuestros espíritus. Las ramblas estaban llenas pese al viento y la lluvia, y cuando se encendieron las decoraciones la ciudad estaba preciosa.

Glasgow, ¡me gustaste! Me encantó tu universidad encantada y tus luces. Podría pasear por tus calles cien veces más, y tomar fotografías de todos tus edificios, sean victorianos, góticos o prefabricados. Y tienes Hogwarts.

 

5 Replies to “Glasgow, no eres tan fea”

  1. Gracias por hacernos llegar a casa un poco más sobre Escocia.
    Siempre hay que verlo todo con el vaso medio lleno, ver las cosas positivas de los lugares, y que muchas veces, después de unas expectativas o unas ideas preconcebidas con las que vamos a visitar un sitio, estas pueden cambiar totalmente, a veces para decepcionarnos, pero muchas otras veces para deleitarnos. Entonces siempre compensa ir a descubrir lugares.

    ¡Un abrazo!

    1. Tienes mucha razón… no hay que dar por válidas al 100% las opiniones de las demás sin haberlo probado uno mismo, pues nuestra experiencia puede ser completamente diferente. Glasgow es un pedacito de Escocia que, en mi opinión, está infravalorada. Muchas gracias por pasar y por tu comentario 😀

  2. ¡Hola otra vez!

    Como veo que eres una experta escocesa, me gustaría incluir un link desde mi página a tu página con relación a este post de Glasgow 😀 . Acabo de publicar sobre las Highlands y me gustaría que los lectores puedan conocer esta ciudad no tan fea 😉 !!!

    ¡Espero tus noticias!

    1. ¡Eres un encanto! Para mí será un placer y claro que puedes incluir el link; muchas, muchas gracias. Ahora mismo voy a tu blog a leer sobre las Highlands, que a mí precisamente me quedaron pendientes. Glasgow es muy chula y muy incomprendida. ¡Qué bien que le demos algo de amor! 😀

  3. ¡Ya está el link al principio del post! Ahora todos los caracoleros que quieran ir a Glasgow visitarán tu blog. Un abrazoooo!

Deja un comentario