El fin de año en Edimburgo es conocido como el Hogmanay y es uno de los más populares de toda Europa. Muchos turistas son atraídos por esta espectacular celebración, por lo que los hoteles se llenan y los precios se encarecen. Conviene reservar cuanto antes mejor. La ciudad se llena de animación, música y fiesta.

El día 30 se da una de las mayores actividades, la Torchlight Procession, que no es otra cosa que un desfile de antorchas de cera, como velas gigantes. Todo el mundo puede participar pagando una entrada  de unas 12 libras más una pulsera de 3 libras (con la que “compras” tu antorcha), y el recorrido va desde la Old Town hasta Calton Hill. Empieza a las 7 de la tarde, y aunque en teoría termina a las 8.30, acabó alargándose mucho más.

Nosotros no compramos antorcha, preferimos verlo “desde fuera”. A la práctica estás justo al lado de los portadores de antorcha, y cuando falta poco para terminar puedes pasar a la carretera principal si quieres. Fue alucinante y no dejas de ver ríos y ríos de gente bajando por una colina que parece llameante, y recorriendo las calles junto a música típica.

Torchlight Procession

Torchlight Procession

Torchlight Procession

Torchlight Procession

Torchlight Procession

Para finalizar la noche, hacen un acto en Calton Hill con luces y fuegos artificiales.

Torchlight Procession

 La Torchlight Procession es un evento que merece la pena ver al menos una vez en la vida.

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: