Tras dejar atrás Ayutthaya y sus maravillosas ruinas jemeres, nos dirigimos a Lopburi, uno de los núcleos más antiguos de Tailandia y la segunda ciudad en importancia durante el Reino de Siam, por detrás de la citada Ayutthaya.

Actualmente es un pueblo de apenas 25.000 habitantes, con una pequeña Old Town donde se encuentran todos los (pocos) atractivos. Su corta distancia respecto a Ayutthaya (60 km) nos convenció para pasar un día entero antes de continuar nuestra ruta por el norte del país.

CÓMO LLEGAR

El pueblo de Lopburi tiene una pequeña pero acogedora estación de tren ubicada a escasos minutos a pie del centro histórico de la ciudad, lo que convierte a este medio en el recomendado para llegar. Desde Ayutthaya se tarda poco más de 1 hora, mientras que desde Bangkok son 2-3 horas y desde Chiang Mai 10-12. Hay que andarse con ojo con los trenes porque los precios fluctúan mucho según la categoría del tren y las paradas que éste realiza.

Como alternativa al ferrocarril existe la posibilidad de ir en autobús, algo que sólo recomendamos si se está en Sukhothai, pues la estación está en la zona nueva, a 3 km al este del centro. El trayecto dura unas 5 horas. También se puede ir desde Sukhothai a Phitsanulok en autobús (1h) y de ahí coger un tren (3-5h según la categoría).

DÓNDE ALOJARSE

Nuestra recomendación es alojarse lo más cerca posible de la estación de ferrocarril, pues lo más probable es que vengas y te vayas en tren. Nos hospedamos en el NooM Guesthouse & Restaurant, un hostal frecuentado por viajeros occidentales que se salen de la ruta (como nosotros), con una agradable zona común. El personal proporciona un mapa del pueblo muy apañado. Tiene dormitorios y habitaciones privadas, algunas con ventilador y otras con aire acondicionado. Optamos por el ventilador para ahorrar y nos equivocamos: de día es un auténtico infierno ya que en Lopburi hace un calor que te mueres.

La mayoría de alojamientos en Lopburi no están en Internet, así que no te preocupes si vas sin reserva: no es un destino muy popular por lo que no cuesta encontrar algo decente y barato.

QUÉ VER EN LOPBURI

Todos los atractivos de Lopburi se encuentran a poca distancia entre si, de manera que no se necesita alquilar ningún medio de transporte (a no ser que te guste mucho ir en bicicleta, cosa que a nosotros no :P).

ASOMBRARTE CON LOS MONOS (Y VIGILAR QUE NO TE ROBEN)

Lopburi tiene cientos de primates salvajes repartidos por toda la Old Town, concentrándose especialmente en el Altar Phra Kan. Incluso hay un templo dedicado a estas criaturas cleptómanas donde es posible comprarles comida.

Lopburi

¿Veis algún mono?

Es impresionante ver como conviven en libertad con el ser humano (harmoniosamente o no, lo dejamos a vuestro juicio), algo que no hemos visto en varios meses de viaje por el sudeste asiático. Si has entrado en contacto con los monos con anterioridad, sabrás que no deberías llevar nada que les haga sospechar que tienes comida, pues pueden saltarte encima e intentar robártelo. Si se te acercan más de la cuenta, que no cunda el pánico: no son agresivos si tú no lo eres con ellos.

PHRA PRANG SAM YOD (TEMPLO DE LOS MONOS)

Desde el Altar Phra Kan en dirección oeste se encuentra este templo típico de estilo jemer. Si ya has estado en Ayuttahaya, Sukhothai o Siem Reap verás que no tiene nada de especial. Entrar cuesta 50 bahts pero puede verse desde fuera perfectamente.

Lopburi

Templo de los monos

BAN CHAO WICHAYEN

Siguiendo por la misma calle en dirección al río es posible visitar la que en su día fue la residencia oficial de Constantine Phaulkon, un aventurero griego que se convirtió en consejero del Rey Narai (siglo XVII). Actualmente está en ruinas: sólo restan algunas paredes exteriores. Nosotros no entramos porque no hay mucho que ver y además ya veníamos saturados de las ruinas de Ayutthaya. Hay que pagar 30 bahts.

Lopburi

Más ruinas

PHRA NARAI RATCHANIWET

En dirección sur desde el Ban Chao Wichayen se halla este gran complejo, que alberga el palacio original del Rey Narai, utilizado en su día para recibir a nobles extranjeros. Desde los años 20 se ha reconvertido a museo, donde se exponen obras prehistóricas, imágenes de estilo budista y jemer, además del dormitorio del Rey Mongkut (siglo XIX).

La entrada es por el este y cuesta 150 bahts para los extranjeros, un precio que nos pareció muy alto por ser un pueblo tan poco turístico. Además ese día estaban de celebración especial y todos los locales entraban sin pagar, pero a nosotros nos exigieron ticket, así que no lo visitamos.

Lopburi

A falta de palacio, mono cruzando la carretera (!)

WAT PHRA SI RATTANA MAHATHAT

Este antiguo monasterio, homónimo del templo más famoso de Ayutthaya, también es de la época del Reino de Siam, y es el complejo jemer más grande del pueblo. La entrada son 50 bahts. Nosotros tuvimos la suerte de coincidir con el día del aniversario de la muerte del venerado Rey Bhumibol (Rama IX). Al caer el sol todo el pueblo se reunió en dicha celebración y había muy buen ambiente. Habiendo estado, recomendamos la visita.

Lopburi

Este es el mejor templo de Lopburi. ¡Recomendado!

NIGHT MARKET

En la misma calle de nuestro alojamiento (Phraya Kamchat) dimos de bruces con un típico mercado nocturno tailandés que no aparece ni en las guías ni en los mapas. En él nos deleitamos con pinchos de carne y pescado, sushi y mucho dulce. También hay algunas paradas de ropa y complementos.

Lopburi

Vistas desde la habitación

No sabemos si es diario, semanal o esporádico. Lo cierto es que cuando estuvimos (miércoles, mediados de diciembre) se celebró.

LOPBURI, EL PUEBLO DE LOS MONOS

Los monos son el atractivo principal de Lopburi, un pueblo de paso que sólo merece una visita si viajas con tiempo. Es cierto que encontrarás ruinas jemeres, pero no será nada distinto de lo que hayas podido ver en Ayutthaya, Sukhothai o Siem Reap. Quizá alguno de los yacimientos del pueblo tengan más interés si se visitan con un guía que explique la historia de los mismos: a nosotros se nos quedó algo cojo.

Sin embargo, si te va el salirte de la ruta tradicional, dejar de lado los puntos más turísticos del país, desafiar a una manada de primates ladronzuelos y provocar el asombro de locales que aún miran al turista como a un extraño, este es tu lugar. Lopburi, nos has gustado.

Lopburi