Olivella y la ruta circular del Castell Vell

Este lunes hemos aprovechado que era festivo (la Pascua) para hacer un poco de… ¡sí, turismo en casa! Ya que no podíamos ir muy lejos, hemos cogido el coche y nos hemos ido por el monte a explorar, en concreto el pueblo de Olivella y una ruta de senderismo (para muy principiantes).

OLIVELLA

Olivella es un pueblo situado en el centro del Parque del Garraf, en la comarca del mismo nombre. Tiene varias urbanizaciones, pero la que vamos a ver hoy es la que conserva el núcleo urbano.

Olivella
Primera foto oficial de Olivella, con una casa preciosa entre los árboles

El pueblo tiene más de lo que parece. Al aparcar pensábamos que eran cuatro casas y ya está, pero no: para empezar subimos por el camino viejo de Olivella, que no es nada más ni nada menos que unas escaleras bien largas.

Olivella

Y enseguida nos encontramos ante un amasijo de calles pequeñas, plazas con encanto y una iglesia bonita. Durante la visita nos siguieron algunos perritos del pueblo, deseosos de ver si llevábamos comida y olisquear a los forasteros.

Olivella
Església Nova, parroquia dedicada a Sant Pere i Sant Feliu
Olivella
Plaza de la Constitución

Olivella

Olivella

Olivella

Olivella
Estatua siniestra en la entrada de una casa, a la que hice la foto únicamente porque me recuerda a los Zora de The Legend of Zelda…

Me encantó el empedrado de este pueblo: las fachadas, el suelo… Y por supuesto el paisaje. El conjunto es muy armónico.

Olivella

Olivella

Olivella

Olivella

Olivella
Casal cultural
Olivella
Casa de la Vila / Ayuntamiento

No solo su núcleo es interesante, y ya que estábamos decidimos hacer una pequeña ruta por ahí. Fue totalmente imprevisto, y por eso fuimos vestidos con vaqueros… Consejo: ropa cómoda, ropa cómoda, ropa cómoda. 

RUTA DEL CASTELL VELL

Desde el propio pueblo surgen dos senderos, uno a izquierda y otro a derecha, que dan una vuelta circular. Ambos caminos están muy bien señalizados y son fáciles de recorrer, además de entretenidos, ya que hay varios puntos de interés por el camino. En cada “punto de interés” hay una pequeña señalización que explica brevemente qué es y para qué se utilizaba, lo que la hace culturalmente interesante. Para que me entendáis, no es simplemente andar un camino… sino que se aprende algo de él. La ruta está catalogada con el color verde, lo que en la teoría equivale a decir que es sencilla, aunque yo tengo que decir que en el camino de vuelta estaba ya echando los pulmones por la boca…

Olivella
Olivella

Olivella
¿Veis ese punto beige? Eso es el castillo, y hasta ahí íbamos a subir, con dos c…
Olivella
Lavadero, donde se limpiaba la ropa en la antigüedad

Después de una buena cuesta llegamos hasta la Iglesia Románica de Sant Pere, primero creyendo que era el castillo. ¡Error! Aunque el castillo ya no quedaba lejos.

Olivella

Unos pocos pasos más… ¡Y aquí lo tenemos! Los restos de la fortificación.

Olivella
Castell Vell
Olivella
Desde dentro
Olivella
Y las vistas

Sin ninguna duda, el paseo hasta aquí es genial. Las vistas son preciosas y no tiene precio detenerse un buen rato a tomar algo o simplemente recuperar el aliento. Ahora vamos a volver por el otro sendero: para ello regresamos un trecho y tomamos otra bifurcación.

Olivella

Después de una media hora o así llegamos hasta un sitio impactante: la Cueva de Can Muntaner. La foto no le hace justicia. ¡Y data del Neolítico!

Olivella
Cova de Can Muntaner
Olivella
Can Muntaner

La ruta ahora nos lleva adentrándonos entre los árboles. Lo agradecemos, ya que hace mucho calor y aquí se está más fresco. El paisaje es distinto, menos árido.

Olivella

E incluso vemos varios de los huertos. Tanto el tiempo como el escenario acompañan a disfrutar de este día. Regresamos cansados y satisfechos a Olivella, no sin antes un breve encuentro con algunas ortigas. Ha sido una de las excursiones cerca de casa que más me ha gustado últimamente.
Olivella

Olivella

Deja un comentario