Brasov, la fortaleza de Transilvania

Dormimos en el pueblo de Turda, contentos de haber visto las minas de sal y deseosos de seguir nuestra aventura. Contratamos por primera vez los servicios de un conductor de BlaBlaCar, ya que habíamos acabado un poco hartos de los trenes rumanos. Y lo dice alguien que viene de tomar RENFE día sí día no… A las 7 de la mañana recibimos una llamada del conductor, Cosmin, que en media hora venía a recogernos. ¡Y así fue! Él, otro chico y nosotros dos nos dirigimos a toda velocidad a Brasov. Cinco horas de carretera nos separaban de nuestro destino....

Read More