Bucarest, la incomprendida capital de Rumanía

Estuvimos en Bucarest tres días. Veníamos de Brasov y de ver brevemente Sinaia, donde encontramos el castillo cerrado por no comprobar horarios. Llegamos en tren, como venidos de días pasados y mejores. Nos recibió polución y caos. Tengo que decir que la capital rumana no me fascinó: grandes edificios grises  de corte comunista, pocas zonas verdes y muchísimo tráfico dejaron, en primera instancia, una mala impresión. Me pareció una ciudad fea. Tuvimos que hablar con locales para empezar a entender un poco qué veían ellos en esa ciudad que tanto adoraban, y es que la pregunta “¿qué os parece...

Read More